martes, 26 de enero de 2016

¡The wheather!

Hola,

Sé y siento que hace demasiado tiempo que no me paso por aquí. Uno de mis propósitos es retomar esto y no solo con fragmentos que escriba, sino con distintas cosas como recetas, viajes, lugares, opiniones...

Para empezar, quiero hablaros de las estaciones. De verdad que estoy cansadísima de este tiempo loco que por lo menos aquí, en el sur de España, lo tenemos, y no deja de enfadarme.
Siendo sincera, para algunas cosas soy muy extremista. Y me gusta o un tiempo cálido, de estar todo el día en pantalones y camiseta corta, o un tiempo invernal, de vientos, lluvias y frío.

Pero, esto de un día hace un calor cual guiri escandinavo en pleno agosto de Sevilla (me pasado, lo sé y más teniendo en cuenta que mi país se encuentra en esa generalidad) y al otro parecer Alaska en una tormenta de nieve, me saca de quicio.
No os lo toméis en serio, pero, ¿no se puede tener este clima?


¿O directamente un frío de rabiar? Todos los años me pasa lo mismo, me ilusiono cuando está entrando el invierno. Y cuando por fin se asoma un poco "la rasca", ¡oh! Se acabó el tiempo, ahora le toca a la primavera. 

En fin, solo es un pequeño desahogo que ha creado el estrés de los estudios y el día a día. Y mejor tomarla con el tiempo a que el tiempo la tome contigo.
El próximo día os traeré algo mas coherente y entretenido.

lunes, 15 de junio de 2015

Feliz año viejo

El tiempo no hace más que pasar, 
y yo sigo plantada con la misma cara.
Sin saber si es la mía o
el resumen reflejado que me dejó los días.
Limpio el filtro de los ojos,
esperando haberte visto sin querer.
Y acabo, pellizcando los cristales 
porque me recuerdan a tu piel.

X.


(Xandra)

viernes, 6 de marzo de 2015

Me haces cosquillas en las entrañas

Las hojas del viento se las llevaron los árboles.
Y me dejaron la brisa. 
Que no te engañe, duele si no viene sola.
Cada tarde, como rutina, 
le gritaba al espejo que me devolviese los abrazos.
Tu contraste de huracanes enfurecidos
solo supo dejarme sin aliento.
Y dejé de gritar,
y tiré el espejo.
Porque para abrazos,
ya te tengo a ti.

X


sábado, 15 de noviembre de 2014

Buscando unos ojos en Venecia.

"Me frustra decirte que no soy perfecta 
como quiero hacer parecer a ojos humanos.
Te hablo de rencores y pedazos que te puedes encontrar
dentro de mí si te da por rebuscar.
Irradio tanto calor porque
dentro solo hay lugar para el frío.
Frío a las reacciones que se resumen 
como debilidades.
Todavía me estoy construyendo, aún me faltan
el coraje y la valentía para hacerme diferente ante ti.
También me faltan los ojos.
No los míos, sino los tuyos. 
Para de que una puñetera vez te fijes en mí."
X

(Conrad Roset)


domingo, 2 de noviembre de 2014

Nada me llena más que tu pecho vacío

"Me cuentas que has vivido entre paréntesis
y que la soledad es algo parecido a la vida en diferido.
Yo te cuento que estoy hecho a tu medida
como otros están ya hechos a una enfermedad incurable
y te cuento que conocí a otras
pero que querer acostarse con una mujer
no es lo mismo que querer despertarse con ella
porque hay chicas que te alegran la piel
pero no el corazón."
(Marwan)


(Conrad Roset)

X

sábado, 18 de octubre de 2014

Me duele todo el daño que no me hiciste + madrinas + perdón = ¿?

Frío como cuando el sol desaparece
y te queda el cielo.
Frío como la desesperación de 
no estar ni en luz ni oscuridad.
Frío como mirar con buenos ojos 
lo que no se quiere ver.
Te estoy buscando en algún lugar
de lo bohemio.
El problema,
es que te mueves por mundos diferentes.
Estoy llorando trozos de cristal 
para recomponer las ventanas que rompimos gritando.
Joder, dime ya dónde estás.


(Conrad Roset)

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El huracán de mis desvelos.

Llevo años buscando la belleza en la que volcarme al escribir.
He pasado por las hojas de otoño que traen nostalgia de nostalgia.
He intentado que el gris abandonara a las tormentas para que me acogiese a mí.
He creído que quizás un arte como el Guernica, sería mi impulso.
Le pedí a Neruda que me dejase una de sus mujeres, hasta Coelho quiso ayudarme.
Pero ninguna pudo cruzar el portal hacia mi utopía, porque ninguna era abstracta.
Y apareciste, como constelación, como el cristal, tan trasparente. 
Siendo conceptos diferentes en un mismo tiempo.
Dime, ¿has sido musa de otros insomnios?


Xandra

(Imagen: Conrad Roset)